La Historia de Jesús

Hace aproximadamente 2000 años, cuatro escritores registraron en sus escritos la vida y enseñanzas de Jesús. Los cuatro primeros libros en el Nuevo Testamento, llevan sus nombres: Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Mateo era uno de los doce discípulos de Jesús. Ofrece una narración de quién era Jesús y de cuanto dijo durante el período que convivió con Él durante tres años.

Lucas era un médico que se convirtió en un seguidor de Jesús tras su vida en esta tierra. He pasó mucho tiempo con aquellas personas más cercanas a Jesús. La madre de Jesús, María, dio a Lucas una visión profunda del nacimiento y primeros años del nacimiento de Jesús.

Juan escribió la última de las cuatro historias. De los doce discípulos, ninguno estaba más cercano a Jesús que Juan. Él fue el discípulo que estuvo a los pies de la cruz. Jesús mostró su gran confianza en Él al confiarle el cuidado de su madre María.

Marcos escribió el más temprano de los cuatro relatos. Todavía muy joven durante la última parte de la vida de Jesús, al crecer viajo con Pedro, uno de los primeros seguidores de Jesús y uno de sus amigos más cercanos. Pedro era un pescador que siguió a Jesús durante su ministerio en la tierra, viajando con él durante mas de tres años. Sabemos a través de los primeros historiadores de la iglesia, que Marcos escribía lo que Pedro predicaba de Jesús a todos aquellos que le escuchaban. Iraneus escribió en el año 175 DC, “Marcos, el discípulo e intérprete de Pedro, también nos transmitía en escritos las cosas predicadas por Pedro”

De las cuatro narraciones, El Santo Evangelio según San Marcos es la más simple, corta y directa presentación de la vida de Jesús, escrita en lenguaje sencillo. Ningún otro evangelio explica como este el sufrimiento, muerte y resurrección de Jesús. Marcos no menciona la genealogía de Jesús o nacimiento. Comienza el Evangelio describiendo a Juan el Bautista predicando y bautizando, seguido por el bautismo y tentación de Jesús. Continua con el ministerio público de Jesús en Galilea dando una especial atención a sus milagros que prueban que él era el Hijo de Dios.

Como en todos los sermones de Pedro relatados en el libro de los Hechos de Los Apóstoles, la presentación en el libro de Marcos responde a dos simples pero críticas preguntas. Está dividido en dos partes casi iguales, la primera presentando a Jesús, y la segunda el porque dio su vida.

Desde el primer capítulo hasta el final del octavo, Marcos describe los milagros de Jesús y llama continuamente la atención acerca de la significancia de quien es Jesús. Por eso en esta primera parte la palabra quien se repite a menudo.

En el primer capítulo, Marcos claramente describe que Jeús es el Hijo de Dios, incluso los demonios daban testimonio de Él. “diciendo: ¡Ah! ¿qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Sé quién eres, el Santo de Dios” Marcos 1:24. Pero Jesús no les permitió hablar porque ellos sabían quién era Él. (“Y sanó a muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y echó fuera muchos demonios; y no dejaba hablar a los demonios, porque le conocían” Marcos 1:34)

En el capítulo 2, los escribas dicen: “…¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios? Marcos 2:7” Y en el cuarto capítulo después de haber acallado milagrosamente la tormenta los discípulos se decían “¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen? Marcos 4:41”.

El clímax de la presentación de Jesús se produce en la primera mitad del libro en el capítulo 8: 27-29 “Salieron Jesús y sus discípulos por las aldeas de Cesarea de Filipo. Y en el camino preguntó a sus discípulos, diciéndoles: ¿Quién dicen los hombres que soy yo? Ellos respondieron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, alguno de los profetas. Entonces él les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy? Respondiendo Pedro, le dijo: Tú eres el Cristo.”

La segunda mitad de los 16 capítulos del libro de Marcos, describen la última semana de Jesús en la tierra, su sufrimiento, muerte y resurrección. Jesús revela el propósito por el que fue enviado al mundo

“Y comenzó a enseñarles que le era necesario al Hijo del Hombre padecer mucho, y ser desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, y ser muerto, y resucitar después de tres días Marcos 8:31”

“Porque enseñaba a sus discípulos, y les decía: El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres, y le matarán; pero después de muerto, resucitará al tercer día. Marcos 9:31”

“He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y a los escribas, y le condenarán a muerte, y le entregarán a los gentiles;
y le escarnecerán, le azotarán, y escupirán en él, y le matarán; mas al tercer día resucitará. Marcos 10:33-34”

Hay también en este libro tres confesiones muy significativas .En el primer versículo Marcos confiesa la deidad de Jesús “Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios Marcos 1:1”. Es seguido en el capítulo 8:29 por la confesión de Pedro “Entonces él les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy? Respondiendo Pedro, le dijo: Tú eres el Cristo” y finaliza con la confesión del centurión romano “Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios. Marcos 15:39”.

A medida que leas la narración de Marcos de la vida y enseñanza de Jesús, descubrirás que Su vida toca cada punto de importancia en tu vida de una manera muy especial.

Si quieres tener más información acerca de la vida de Jesucristo y saber como acercarte a Él contacta con nosotros.